Ser padres no se trata solo de cuidar a tu hijo, sino a todos los pequeños con los que se relacionan. Alemania entiende esto y acaba de aprobar una ley que, justamente, busca proteger a todos: impondrá una multa a quienes se nieguen a vacunar a sus hijos.

El gobierno alemán determinó que las vacunas contra el sarampión deben ser obligatorias para todo los niños que estén por ser inscritos en una guardería. Esta medida fue tomada en respuesta al reciente aumento de la infección en diversas partes de Europa.

La ley también señala que los padres o tutores de los menores serán multados con hasta dos mil quinientos euros en caso de pasar por alto la obligación o incluso si se negarán a recibir la información sobre los planes de vacunación infantil.

vacuna

Las guarderías del país deben ser las encargadas de proporcionar los planes de vacunación y también tendrán la obligación de dar a las autoridades sanitarias la identidad de aquellas personas que rechacen la información de salud.

Antes de este cambio legislativo, las vacunas eran que se tomara la decisión, los padres solo debían entregar una responsiva en la que aseguraban haber sido informados sobre vacunación.

Esta legislación de salud ya fue aprobada por el parlamento de Alemania y comenzará a tener efecto a partir de marzo de 2020, luego de que fuera analizada tras un grave brote de sarampión que tuvo en 2015.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí