Hasta hace pocos años, era casi imposible pensar en las ciudades inteligentes fuera de una perspectiva utópica y futurista. Desde el sector nos encargábamos de realizar predicciones y hablar sobre tendencias que llegarían de la mano de unas mejoras tecnológicas de las que ya podemos disfrutar. Una de ellas –y, sin duda, una de las principales– es la interconexión: la capacidad de conectar de forma privada, directa, segura y ultrarrápida a compañías, partners, objetos o dispositivos.

La clave de la transición de una ciudad analógica a una digital está en saber adaptar la tecnología a toda una sociedad, por muy heterogénea que sea. Dicho de otro modo: hacer el uso de la tecnología como algo accesible a toda la población, de forma que no se convierta en algo complicado, sino que sea incluso más sencillo que antes de aplicar esta nueva tecnología.

¿Cómo conseguir que funcionen las smartcities?

Para conseguir que una ciudad inteligente pueda funcionar, lo fundamental es contar con una plataforma global de interconexión que actúe de forma neutral y pueda operar con cualquier proveedor. A corto y medio plazo, será necesario afrontar la inclusión de redes de fibra óptica, de cobertura 5G y de soluciones de interconexión para todos los elementos de una Smartcity. Para lograrlo, las administraciones públicas de los municipios deben rediseñar sus infraestructuras IT y apostar por plataformas de interconexión global, apoyadas en soluciones híbridas, con capacidad suficiente para recoger y procesar todos esos datos de forma flexible, escalable y segura.

Platform Equinix cumple con esos requisitos, ya que actualmente es la mayor plataforma a nivel global de interconexión formada por más de 200 data centers International Business Exchange (IBX) preparados para poner proporcionar la infraestructura IT detrás de una ciudad inteligente.

Aunque las Smartcities siguen considerándose un escenario de futuro, serán una realidad para las próximas generaciones y la forma de desarrollar su vida dentro de la ciudad cambiará significativamente. Hasta entonces, está en manos de las administraciones públicas apostar por un futuro inteligente y en las nuestras el seguir creciendo e innovando para ser la llave de lo que está por venir.

Por: Ignacio Velilla, Managing Equinix Director de  en España

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí