Una nueva impresora 3D que funciona como un rodillo de pintura puede depositar grandes láminas de piel sobre quemaduras graves, acelerada por ‘bio tinta’.

Investigadores de la Universidad de Toronto Engineering y el Hospital Sunnybrook en Canadá desarrollaron el dispositivo que parece sacado directamente de la ciencia ficción. 

En el estudio, publicado en la revista Biofabricationlos especialistas explican que su ‘bio tinta’ integrada puede acelerar el proceso de curación, la cual está hecha de células del estroma mesenquimatoso (MSC), células madre que se diferencian en tipos de células especializadas según su entorno. 

En este caso, el MSC promueve la regeneración de la piel y reduce las cicatrices.

Dirigido por el candidato a doctorado Richard Cheng bajo la supervisión del profesor Axel Guenther, este proyecto tiene implicaciones potencialmente enormes para la medicina regenerativa. 

El equipo de investigación lanzó el primer prototipo de esta impresora 3D en 2018. Se cree que este es el primer dispositivo que puede generar tejido in situ. 

La tecnología también lo hace de manera conveniente, completando el proceso en menos de dos minutos.

Los tratamientos existentes para las quemaduras incluyen el injerto de piel autólogo, que toma la piel sana de otras partes del cuerpo y la coloca sobre la herida. 

Sin embargo, este tratamiento se vuelve inmensamente desafiante con quemaduras grandes de cuerpo completo.

«Anteriormente, probamos que podíamos depositar células en una quemadura, pero no había ninguna prueba de que hubiera beneficios para la curación de heridas, ahora lo hemos demostrado», dijo el profesor Axel Guenther.

Desde 2018, el dispositivo ha pasado por 10 rediseños a medida que los investigadores trabajan para lograr un dispositivo que los cirujanos puedan usar en una sala de operaciones. 

Finalmente, el prototipo actual incluye un cabezal de impresión microfluídico de un solo uso para la esterilización, y una rueda blanda que sigue la pista del cabezal de impresión, lo que permite un mejor control para heridas más anchas.

Cheng y el resto de los investigadores dijeron que ahora están enfocados en reducir la cantidad de cicatrices, además de ayudar con la curación de heridas.

“Una vez que se utilice en una sala de operaciones, creo que esta impresora cambiará las reglas del juego para salvar vidas”, finalizó Richard Cheng. 

Por: Muy Interesante

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí