Los fabricantes experimentan con portátiles plegables, compatibles con 5G y cada vez más sostenibles.

¿Podrá el ordenador del futuro guardarse en un bolsillo? ¿Dejará de tener teclado físico? ¿Estará pensado para ser reparado por el propio usuario? Los fabricantes de ordenadores trabajan sin descanso para dar respuesta a estas y muchas otras incógnitas. Anticiparse a lo que los usuarios van a demandar de aquí a hasta cinco años es la fórmula para que sus productos no se queden obsoletos. Mientras que algunas marcas ya experimentan con portátiles plegables, la consultora IDC prevé un aumento en las ventas de dispositivos convertibles. También hay quienes trabajan en portátiles controlados por voz o compatibles con 5G y apuestan por diferentes accesorios para ordenadores: desde gafas de realidad aumentada a ratones con todo tipo de diseños.

Lenovo fue el líder mundial en el sector en el último trimestre, seguido de sus competidores habituales, HP y Dell. EL PAÍS ha visitado el campus de la compañía en Pekín, en el que trabajan más de 10.000 empleados. Está ubicado al noroeste de la ciudad, en un centro tecnológico llamado Zhong Guan Cun. Esta zona, popularmente conocida como el Silicon Valley de China, aloja a grandes compañías tecnológicas como Baidu, Netease, Sina o Tencent.

Allí, Lenovo cuenta con un laboratorio de diseño. Un equipo de 70 trabajadores experimenta con diferentes materiales, texturas y colores. En sus manos está decidir cómo será el ordenador del futuro y analizar qué tendencias predominarán y cómo cambiará la forma de interactuar de los usuarios con estos aparatos. «Anticipamos cómo será dentro de cinco años la relación entre los clientes y sus dispositivos para no quedarnos obsoletos. Mientras más tecnología entra en nuestras vidas y despersonaliza las cosas, más personas anhelan la interacción humana real y la autenticidad”, explica Andreas Schupp, director del laboratorio de diseño de Lenovo en Pekín, que comenzó su andadura en la compañía en 2009 y antes trabajó durante una década en una agencia de diseño global.

Ashley Xu, directora general de diseño CMF de Lenovo, muestra la carcasa de un portátil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí