El año 2020 representa un punto final para proyectos que han cobrado impulso en los últimos 10 años. Los pronósticos dicen que será el punto de inflexión desde el cual juzgar el progreso de la tecnología del siglo XXI.

Ya no será solo el internet de las cosas. Será el «internet del todo» y «en todas partes». Así lo cree Yobie Benjamin, elegido como pionero tecnológico de 2015 por el Foro Económico Mundial: «La emoción del internet de las cosas será una pequeña nota al pie de página de nuestra realidad«. 

La industria de los operadores y proveedores se enfrenta al reto de desarrollar la siguiente generación de telecomunicaciones móviles, que sucederá al actual 4G. La llegada del nuevo estándar impactará de forma importante en todo el sector, transformándolo para siempre. 

Según las previsiones de Cisco, se espera que para 2020 existan más usuarios en el mundo con dispositivos móviles (5.400 millones) que personas con acceso a la energía eléctrica (5.300 millones), agua potable (3.500 millones) o vehículos (2.800 millones). ¿Y por qué el mundo necesita de la 5G? Las redes móviles 5G serán unas 250 veces más rápidas que las 4G. 

Si con el 4G ahora se alcanzan velocidades medias de 100 o 200 megabits por segundo en las redes más avanzadas, con el 5G se espera llegar a 5 gigabits e incluso a 10 gigabits, muy por encima, incluso, de lo que ahora ofrecen las mejores redes fijas de fibra óptica. Cinco gigabits por segundo equivalen a transmitir un DVD completo en 15 segundos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí