Por:Eric Barceló

¿Qué es la computación en nube?

La computación en nube es tecnología de punta que permite la distribución de recursos tecnológicos bajo demanda a través de una conexión a Internet mediante un esquema de pago por uso. En vez de comprar, poseer y mantener servidores y centros de datos físicos, puede obtener acceso a servicios tecnológicos, como capacidad de procesamiento, almacenamiento y bases de datos, en función de sus necesidades a través de un proveedor de nube como VCloud.

¿Quiénes utilizan la computación en nube?

Organizaciones de todo tipo, tamaño y sector utilizan una nube para una amplia gama de casos de uso, tales como respaldo de datos, recuperación de desastres, email, escritorios virtuales, desarrollo y prueba de software, análisis de big data y aplicaciones web con acceso para clientes.

Por ejemplo, las compañías del sector de la salud utilizan una nube para desarrollar tratamientos más personalizados destinados a los pacientes. Las compañías que prestan servicios financieros usan una nube para implementar estrategias de detección y prevención de fraudes en tiempo real. Los desarrolladores de videojuegos la usan para acercar sus creaciones online a millones de usuarios de todo el mundo.

Beneficios de la computación en nube

Resultado de imagen para nube digital


Agilidad

La computación en nube ofrece acceso simple a una amplia gama de tecnologías para que pueda innovar con mayor rapidez y crear prácticamente todo lo que se imagine. Puede activar recursos rápidamente a medida que los necesite, desde servicios de infraestructura, como cómputo, almacenamiento y bases de datos, hasta Internet de las cosas, aprendizaje automático, lagos de datos y análisis, entre otros.

Puede implementar servicios tecnológicos en cuestión de minutos y pasar de la idea a la implementación con una rapidez extremadamente mayor. De esta forma, obtiene la libertad necesaria para probar ideas nuevas que marquen una diferencia en las experiencias de los clientes y transformen su negocio.

Elasticidad

Con la computación en nube, ya no debe aprovisionar recursos en exceso con antelación para gestionar niveles pico de actividad comercial a futuro, sino que provee los recursos que realmente necesita. Puede ajustar la escala de estos recursos para aumentar o disminuir la capacidad instantáneamente a medida que cambien las necesidades de su negocio.

Ahorro de costos

Una nube le permite reemplazar los gastos de capital (como las inversiones en centros de datos y servidores físicos) por gastos variables, y pagar solo por los recursos tecnológicos a medida que los utiliza. Además, debido a las economías de escala, los gastos variables son mucho menores del monto que pagaría por ocuparse usted mismo de estos recursos.

Tipos de computación en nube

Los tres tipos principales de computación en nube son: infraestructura como servicio, plataforma como servicio y software como servicio. Cada tipo ofrece diferentes niveles de control, flexibilidad y administración para que pueda seleccionar el conjunto de servicios correcto para sus necesidades.

Infraestructura como servicio (IaaS)

La IaaS incluye los bloques de creación básicos para la TI basada en una nube. Generalmente, provee acceso a características de conexión en red, equipos (virtuales o en hardware exclusivo) y espacio de almacenamiento de datos. La IaaS le ofrece el mayor nivel de flexibilidad y control de administración en relación con sus recursos tecnológicos. Es similar a los recursos tecnológicos que muchos desarrolladores y departamentos de TI ya conocen.

Plataforma como servicio (PaaS)

La PaaS elimina la necesidad de administrar la infraestructura subyacente (normalmente hardware y sistemas operativos) y permite enfocarse en la implementación y administración de aplicaciones. Esto contribuye a mejorar el nivel de eficiencia, ya que uno no debe preocuparse por el aprovisionamiento de recursos, la planificación de la capacidad, el mantenimiento del software, la implementación de parches ni ninguna de las demás arduas tareas que conlleva la ejecución de su aplicación.

Software como servicio (SaaS)

El SaaS le proporciona un producto completo que el proveedor del servicio ejecuta y administra. En la mayoría de los casos, quienes hablan de SaaS en realidad se refieren a aplicaciones de usuario final (como el email basado en la Web). Con una solución basada en SaaS, ya no debe pensar en cómo mantener el servicio ni en cómo administrar la infraestructura subyacente. Solamente debe pensar en cómo utilizar ese software en particular.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí