Es una vendetta la violencia digital, que consume a millones de personas, te puede atrapar en un segundo y sin darte cuenta opinas de situaciones ajenas, sin conocer el contexto, solo por el hecho de que son compartidas en Internet. En estas épocas de confinamiento social, se ha intensificado la violencia digital de género, ello no significa que no existiera, significa que no se ha entendido el mensaje y se continúan perpetrando estos tipos de conductas.

La semana pasada fuimos testigos de acontecimientos que sin duda han dado origen a opiniones destructivas, insidiosas y sobretodo llenas de odio, incluso se pude presumir algún tipo de acoso, no me adentrare en el hecho, por sí mismo ha sido muy desafortunado, lo que me gustaría enfatizar es el sin fin de reacciones acusadoras, discriminatorias, el desprestigio, la difusión de imágenes intimas sin consentimiento, mujeres denostando, insultando y juzgando si debía o no hacer tal o cual cosa, el acecho y manipulación de la información en conclusión violencia digital de género.

Nos encontramos en un momento irreversible, no hay excusa ante la violencia de género, eso lo dejamos claro en la marcha masiva del 8 de marzo, las mujeres mexicanas exigimos una vida libre de violencia, seguido por el día histórico del 9 de marzo #UnDíaSinMujeres, un movimiento sin precedentes que tomo fuerza en las redes sociales, las mujeres de México nos unimos en un silencio agudo, que visibilizo a quienes ya no están, transformado la vida de un país que subestimo el poder de la sororidad. Las mujeres mexicanas mostraron solidaridad por encima de sus diferencias y antagonismos, se manifestaron en contra de la violencia y la misoginia. Los acontecimientos del mes de marzo han marcado un importante hito en la historia de México, ya no se puede invisibilizar el liderazgo femenino que es clave para el empoderamiento individual y colectivo de las mujeres.

Me gustaría brindarles algunos datos duros y cifras de la violencia sistémica en contra de las mujeres, pero para efectos prácticos, según datos de la OMS 1 de cada 3 mujeres hemos sufrido algún tipo de violencia, sabemos de antemano que siempre hay otros datos. Mi utopía, como mujer y madre, es que no exista violencia en contra de las mujeres.

¿Por qué reivindicación de género? Reivindicación es el verbo que hace referencia a resguardar, vengar, defender, reclamar los derechos de posesión, se plantea resguardar a las mujeres ante cualquier tipo de violencia. Reivindicación de género como un acto puro y desinteresado, como un valor ético y de justicia genérica, que surge de la empatía, solidaridad, sororidad y liderazgo femenino.

Reivindicación de género frente a la violencia digital, refiere a resguardar a las mujeres frente a los actos de violencia cometidos, instigados o agravados, en parte o totalmente, por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), plataformas de redes sociales y correo electrónico; y causan daño psicológico y emocional, refuerzan los prejuicios, dañan la reputación, causan pérdidas económicas y plantean barreras a la participación en la vida pública y pueden conducir a formas de violencia sexual y otras formas de violencia física[1].

Es necesario la reivindicación de género frente a la violencia digital, pues no se debe tolerar, ni incitar a este tipo de conductas sistémicas de violencia en contra de las mujeres, tomemos la sororidad como principio fundamental, esta solidaridad específica que se da entre mujeres que se deciden por desterrar la violencia de cualquier tipo y sumar esfuerzos, voluntades y capacidades, sin ningún pacto, mi premisa es que puede ser per se, por el simple hecho de ser mujer, se da una alianza existencial, que permite enfrentar todas las formas de opresión, así como la enemistad genérica, que estimula a las mujeres a la descalificación, la competencia y la violencia. Nada más dramático y doloroso para las mujeres que ser sometidas a la misoginia por las pares de género, por las semejantes (Lagarde, 1989).

Por otro lado, las acciones de política pública en materia de violencia digital de género, han sido limitadas, quedándose en un discurso meramente punitivo alejándose del debido proceso y también de la perspectiva de género, de acuerdo con lo comentado por la Mtra Belem Bolaños Académica de la Facultad de Derecho de la UNAM, el tipo penal de violencia digital que se incluyó en la reciente reforma a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia, aún tiene complejidades en su aplicación, porque más allá de prever una sanción privativa de libertad y la pena pública de reparación del daño, no queda claro cómo se ejecutará que las redes sociales desaparezcan fotografías de contenido íntimo o sexual sin consentimiento. Lo que es notable, es la tarea estratégica que tiene legislador, en el fortalecimiento del sistema de justicia, ya que, su severidad no es sinónimo de eficacia, así como su fracaso no deviene necesariamente del alto índice delictivo.

En ese orden de ideas, la violencia digital de género es un problema estructural que requiere políticas públicas a corto, mediano y largo plazo que se planteen como principal objetivo erradicar la violencia de género. Las políticas estratégicas deberán enfocarse en la prevención del delito desde la raíz, desde la educación preescolar, se requiere una amplia alfabetización digital en el uso de internet a todos los niveles, que promueva la eliminación social de todas las expresiones de violencia de género, en una dimensión ética. La principal solución no debe ser exclusivamente punitiva, tomemos la reivindicación de género, como un valor ético y de justicia genérica, que surge de la empatía y solidaridad de la sociedad.

Desafortunadamente la violencia digital en México es un reflejo de la violencia contra de las mujeres en el mundo off line, es muy importante como sociedad lograr esta sororidad, esta solidaridad, debemos asumir que cada una es un eslabón de encuentro con muchas otras, debemos estar unidas entre nosotras y con muchos hombres ayudándonos, pues no estamos solas, debemos reconocer que hay hombres que se declaran abiertamente en contra del machismo y la violencia de género, que apoyan e impulsan el crecimiento de las mujeres con un sentido justo y libertario.

Es importante visibilizar el problema estructural que existe en nuestro país, es necesario replantear las políticas públicas en materia de violencia digital de género y no minimizar la gravedad y el daño que se causa el ser perpetrado. Es el momento de ser protagonistas de este cambio, la solidaridad sin interés personal y sororidad per se, conjuntada sincréticamente en esta visión posmoderna en que aparecen hombres y mujeres, como sujetos transformadores en favor de la reivindicación de género, que resguarda, defiende y que reclama el derecho de las mujeres frente a los actos de violencia cometidos mediante el uso de las tecnologías.

¿Qué podemos hacer como sociedad para reivindicar el género frente a la violencia digital? Como sociedad nos corresponde enfocarnos en encontrar soluciones para revertir la violencia de género, no diseminemos mensajes de odio en internet, mostremos intolerancia a cualquier expresión de violencia de género, si eres testigo de un caso de violencia digital, denúncialo; no compartas mensajes, imágenes o videos que dañen la integridad o la vida íntima de las mujeres, desactivemos las acciones acusatorias, de discriminación e intromisión, pongamos un alto al discurso sexista en todas sus modalidades, no menospreciemos el daño que se causa a través de internet.

Mi propuesta, comencemos por la reivindicación de género frente a la violencia digital humanicemos y valoremos a las mujeres, seamos solidarios, seamos sororas, es tiempo de crear nuevos modelos éticos, que per se formen una alianza existencial en pro de la mujer y rechacen profundamente los paradigmas de violencia. Seamos protagonistas de esta reivindicación de género y no como una medalla de lucimiento personal, sino como sociedad que pide a gritos un alto a la violencia de género.

Elizabeth Peña Jáuregui


[1] Association for Progressive Communications (2015) Technology-related violence against women, A briefing paper https://www.apc.org/sites/default/files/HRC%2029%20VAW%20a%20briefing%20paper_FINAL_June%202015.pdf

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí